Muestra seguidamente la conexion dentro de neurosis asi­ como perversion

En todos estos casos el fin sexual normal firme rumano mujeres en la liga sobre las genitales en el coito queda desviado. Se dan entonces lo que el llama “transgresiones anatomicas” donde situa entre otras, el puesto sexual de estas mucosas bucales asi­ como labiales igual que fin sexual ultimo, la sexualidad anal o el fetichismo; y la “fijacion sobre los fines sexuales preliminares” en donde situa el tocamiento y contemplacion, asi­ como el sadismo-masoquismo.

Este ensayo seri­a ampliado asi­ como corregido varias veces

Descarta la doctrina imperante de el instante que consideraba las perversiones como “degeneraciones nerviosas” asi­ como, siguiendo una domicilio totalmente distinta, plantea la hipotesis de que la orden a la perversion es la norma primitiva asi­ como general del instinto sexual en la infancia partiendo de la cual se desarrollara la conducta sexual normal. Asi, lo sexual perverso, segun se deduce de el texto, ocurre a quedar en el nucleo sobre la sexualidad humana. Idea novedosa asi­ como verdaderamente escandalosa.

En todos estos apartados acerca de las aberraciones sexuales se incorporan importantes notas a pie de pagina en las que Freud total asi­ como rectifica algunas ideas conforme va avanzando la evolucion de su planteamiento.

En el apartado El instinto sexual sobre los neuroticos sostiene la misma idea que en estudios anteriores Conforme la cual las psiconeurosis, segun su habilidad clinica, reposan en fuerzas instintivas sobre caracter sexual, de modo que la vida sexual sobre dichas seres se exterioriza monopolio, predominante o parcialmente en sus sintomas, lo que le lleva an analizar que los sintomas no son sino la expresion de su vida sexual.

El enfermo regresa a las mas antiguos conflictos tratando de poner fin a un asunto inconcluso. Anade que las sintomas neuroticos nunca se originan a costa del instinto sexual llamado normal, sino que representan la comunicacion sobre los instintos que se considerarian perversos, o sea, que se desarrollan a costa de la sexualidad anormal. Seri­a desde aca desde a donde formulara la conocida periodo de “la neurosis seri­a el pesimista sobre la perversion” (Freud b, p.1190). El psiconeurotico alberga en su inconsciente tendencias sexuales semejantes a las que se observan en las desviaciones sobre la vida sexual normal, solo que permanecen reprimidas.

Para Freud, la neurosis resulta una efecto de conflictos infantiles nunca resueltos, sobre un incremento incompleto

En el ultimo apartado, Indicacion del infantilismo de la sexualidad, cara a la debate de si las perversiones dependen sobre condiciones congenitas o tienen su comienzo en impresiones casuales, Freud aduce que en las perversiones hay, desde despues, alguna cosa congenito, No obstante alguna cosa que seri­a congenito a todos los hombres: la orden general a la perversion, que puede acentuarse por influencias externos. Se trata de las raices innatas de el instinto sexual.

Segun Freud, en cada extravio sexual lo que se da es una obstruccion del incremento y un exacto infantilismo. Los diques de repugnancia, verguenza y moral o compasion, poderes limitadores de el instinto sexual que se levantan en la infancia, no se proporcionan suficientemente.

Se concluye sobre este preparacion que el instinto sexual normal, lo cual seri­a, la sexualidad adulta, se originara por la agrupamiento sobre muy diversos impulsos sobre la vida sexual infantil en una unidad orientada hacia un unico fin.

Observando el predominio de las inclinaciones perversas del psiconeurotico asi­ como teniendo en cuenta la detencion de el progreso sexual observada en las perversiones; Freud se vuelve hacia el analisis de la vida sexual inmaduro. En caso de que bien, vacilo a lo largo de anos de vida antiguamente sobre aceptarla completamente.

Constituye la parte central de el total. El momento de partida de este segundo adiestramiento esta en explicar el rechazo sostenido por parte de los adultos a hablar sobre sexualidad infantil, de este modo como la negligencia en los numerosos trabajos referente a el crecimiento de el nene que nunca incluyen el menor capitulo relativo al crecimiento sexual y, En Caso De Que hacen alguna vigilancia en alguna actividad sexual prematura, lo realizan como casos curiosos por su excepcionalidad. Esta omision, aparte sobre explicarla por la formacion habitual sobre las autores, considera que se debe a la represion asi­ como la amnesia consiguiente, enormemente eficiente, que las adultos ejercen en las primeros anos sobre la infancia de las que nada se retiene en la memoria, salvo ciertos recuerdos incomprensibles y fraccionados. Ante dicha situacion, Freud se adentrara en un penetrante estudio de estas manifestaciones sexuales infantiles.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *